El primer ministro eslovaco, Robert Fico, sufrió mucho por haber sufrido un intento de asesinato

Related media – Linked media

El primer ministro eslovaco, el populista Robert Fico, ha demostrado que ha sufrido un intento de asesinato este miércoles. Con fines de magnicidio, Fico fue trasladado en helicóptero en estado muy grave desde Handlová, la ciudad donde se produjo el tiroteo, hasta Banská Bystrica. «El estado del primer ministro es extremadamente grave y su vida corre peligro», anunció el ministro del Interior, Matús Sutaj Estok, en una conferencia celebrada a altas horas de la madrugada en el hospital donde Fico ha pasado en ocasiones por un proceso «muy complicado». operación” que duró varias horas.

En su comparación, Sutaj Estok calificó este día como «el peor día de la democracia eslovaca». El atacante, afirmó, “tenía motivaciones políticas”. Y lanzó un llamamiento para calmar la tensión de los dirigentes, los medios de comunicación y la ciudad del país que había hecho en su perfil de Facebook: “Nuestro objetivo común es propagar el odio político de inmediato”. “El mundo entero necesitaba mirarse hoy en el espejo y comprobar cómo ha agravado los problemas. Hay que cambiar”, dijo en un discurso sobre quienes patentaron la polarización y viven en el país, miembro de la Unión Europea y de la eurozona. Este llamado a la calma no impidió que su ministro se dirigiera a los periodistas presentes para responsabilizarse de lo sucedido. “Muchos de ustedes eran los que parecían odiarme”, aseguró. En una declaración a la BBC, el viceprimer ministro de Eslovaquia, Tomas Taraba, afirmó que Fico había evolucionado favorablemente. «Afortunadamente para él, la operación salió bien y supongo que al final sobrevivirá… En este momento no hay peligro para su vida», declaró.

El atacante hizo cinco chistes, seguidos de detalles del ministro Sutaj Estok, y fue detenido en el lugar del ataque, frente a la Casa de la Cultura en Handlová, a unos 200 kilómetros al norte de Bratislava. La policía despejó inmediatamente la zona y evacuó el centro cultural. Los autores identificaron al sospechoso como Juraj Cintula, un escritor de 71 años, miembro de la Asociación de Escritores Eslovacos, del Club Literario Dúha de Levice, de la ciudad.

En el pasado, según el diario eslovaco Dennikn, el atacante había trabajado como guardia de seguridad en un centro comercial y poseía el arma legalmente. Hace unos años, siguiendo este mismo medio, anuncié en internet que estaba reclutando empresas para fundar un partido político llamado Movimiento Contra la Violencia. “La violencia solía ser una reacción del pueblo, como una forma de expresión del descontento ordinario ante el estado de las cosas. Estamos descontentos, pero no somos violentos”, escribió.

Según los relatos de varios testigos del ataque, tras escuchar varias explosiones, el Primer Ministro cayó al suelo y fue transportado a un vehículo para ser evacuado y trasladado a un hospital. El dirigente estaba preocupado saludando a un grupo de simpatizantes durante una reunión de gobierno cuando presentó sus desapariciones. “Tomé fotos cuando subí al edificio; estábamos emocionados, queríamos estrecharle la mano (…). Y en ese momento vimos algo como una explosión, pensamos que alguien estaba echando gas al fuego y había tirado un petardo al suelo», dijo una mujer a Reuters.

Poco después de las 14.30 horas, el Centro de Operaciones del Servicio Médico de Emergencia de Eslovaquia recibió el mensaje de un hombre de 59 años que vive en Handlová. Un helicóptero lo trasladó al hospital local, donde el directivo se encontraba consciente, junto a fuentes del centro. Tras tratar las lesiones de bala -en espalda, brazo y abdomen, según distintas versiones locales- y estabilizar sus condiciones vitales, fue trasladado a otro centro hospitalario con mayor atención médica.

Fico regresó al poder en Eslovaquia tras las elecciones parlamentarias del pasado 30 de septiembre con un mensaje contundente y populista. En 2018, me vi obligado a dimitir del cargo de primer ministro en medio de las protestas que generaron el asesinato del periodista Jan Kuciak y su pareja, Martina Kusnirova, cuando la reportera investigaba las conexiones entre los buscadores de Smer, su partido y el gobierno italiano. mafia, así como escándalos de corrupción gubernamental.

La presidenta del país, Zuzana Caputová, habitualmente involucrada con Fico, condensó enérgicamente el ataque, que calificó de «brutal e imprudente». “Estoy conmocionada. El deseo de Robert Fico era muy fuerte de recuperar el ataque en este momento crítico», escribió en Red Social.

Al inicio del tiroteo, el principal partido de la oposición eslovaca, Progresistas Eslovaquia, suspendió una protesta contra las reformas de la radio y la televisión públicas previstas para este milagro. «Instamos a todos los políticos a que se abstengan de cualquier expresión y meditación que pueda contribuir a una escalada de tensión», instó Michal Simecka, líder de la formación liberal y occidental. Miembros de Smer, el partido de Fico, acusaron a los medios de comunicación de ser responsables del intento de asesinato de Fico.

El presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, condenada el “vil ataque” contra Fico. «Este tipo de acto de violencia no tiene lugar en nuestra sociedad y socava nuestra democracia, que es lo más popular», afirmó a través de X. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se declaró anónimo ante un ataque injustificable. Digo en el mismo rojo social. “Nada puede justificar la violencia o este tipo de ataques”, Subrayó.

También fui recibido por líderes sociales como el Primer Ministro polaco, Donald Tusk. “Noticias impactantes de Eslovaquia. Robert, mis pensamientos son continuos en este momento difícil». El jefe del gobierno, Petr Fiala, también le deseó una pronta recuperación. “Estoy profundamente conmovido por el otro ataque contra mi amigo, el primer ministro Robert Fico”, escribió con asimismo su alcalde alineado con la UE, el húngaro Viktor Orbán, en X.

Connected media – Connected media